englishfrancaisDeutschitaliano




















 
















 


El órgano ha sido siempre un instrumento de agregación y de participación en una comunidad religiosa: entona y acompaña el canto del pueblo, se alterna o substituye a este en los momentos más importantes de celebraciones sagradas.

Es por esto que después de cinco siglos de historia musical, desde el medioevo hasta nuestros días, cada paìs europeo decanta importantes compositores que han escrito páginas extraordinarias y fundamentales de la Literatura para órgano y cada comunidad religiosa le ha confiado a capaces artesanos la tarea de construir instrumentos perfectos para colocar en las tribunas de las Catedrales, en los Santuarios y en las pequeñas Parroquias.

También en la Marca Trevisana obraron algunos célebres organeros: Jacomello dagli Organi con taller en San Leonardo, Mastro Lorenzo dai Organi, fraile Nicolò de Alemaña, Domenico di Lorenzo o di Lucca, Orazio Napolitano. Pietro Nacchini, que con Callido, De Lorenzi, Moscatelli, Dacci, Barbini, Merlini y muchos más contribuyó a crear una "Escuela Veneta", construyó en 1750 un instrumento estupendo en la iglesia de Santa Maria dei Battuti. Es el más antiguo conservado en Treviso, perfectamente funcionante gracias a un programa de restauro sostenido por la Fundación Cassamarca, que le ha restituido a la ciudad y a la Provincia la preciosa colección de órganos que hoy es posible admirar y volver a escuchar.

Es también esta la razón por la que los más importantes ejecutores e interpretes mundiales convergen en Treviso entre Septiembre y Octubre de cada año, para participar al Festival Organistico Internacional. Algunas ciudades como Tolosa, Lisboa, Saragoza, Innsbruck, Göteborg, Freiberg, Alkmaar y Roskilde, ellas mismas domicilio de prestigiosas manifestaciones del arte del órgano y que poseen apreciables instrumentos históricos, han aceptado la invitación de Treviso para constituir el Comité Europeo de las Ciudades de órganos Históricos, reconociendo la Marca trevisana como centro de interés europeo para los apacionados, estudiosos e investigadores del sector.

Las ciudades de Treviso y Pesaro empezaron a un proyecto europeo “Hydarulis” que junta a algunas regiones italianas (Veneto, Friuli Venezia Giulia, Marche) y paises mediterraneos (Slovenia, Croacia, Grecia, Montenegro) en la valorización del patrimonio de los organos historicos que han mayormente sentido en los seculos de la supremacìa artìstica y cultural de la Repubblica de Venecia.